Caja de ingenieros lanza un fondo contra el cambio climático

03/04/2017

CI Environment ISR, FI es un fondo de inversión responsable que aplica criterios de integración en aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno.

Es el primer fondo, de gestoras españolas, con temática medioambiental e ISR.

El fondo, de carácter global, quiere cumplir con los objetivos de COP21 para mitigar el cambio climático.

Caja de ingenieros lanza un fondo contra el cambio climático

Caja de Ingenieros, cooperativa de crédito y de servicios financieros y aseguradores, lanza un nuevo fondo de inversión global para reducir los efectos del cambio climático invirtiendo en aquellas empresas que lideran el cambio hacia una economía baja en carbono. Se trata del CI Environment ISR, FI, un producto de inversión centrado en el respeto por el medio ambiente y en el cumplimiento de los objetivos de COP21 en materia de emisiones de efecto invernadero.

Caja de Ingenieros propone este fondo que tiene como objetivo, no sólo la rentabilidad individual, sino también la global para la sociedad. Por este motivo, el universo de inversión está formado por aquellas empresas que invierten en negocios que ofrecen soluciones ante los retos y oportunidades que plantea el cambio climático. Entre otros, el uso de las energías renovables, eficiencia energética, la reducción de los residuos o la innovación tecnológica.

Esta línea de inversión que propone el CI Environment ISR, FI aporta una importante novedad en la selección de los criterios de las inversiones financieras llevadas a cabo hasta ahora. Esto se debe a la apuesta que Caja de Ingenieros hace por el papel relevante que las finanzas pueden tener en la resolución de los riesgos globales como el calentamiento global. Para dar respuesta a esta situación a la vez que propone soluciones, Caja de Ingenieros activa esta nueva línea de actuación mediante la selección de empresas con un impacto positivo en la preservación o reducción de las emisiones globales de CO2 a la vez que generan valor des de la óptica financiera tradicional.

Este fondo de inversión, a fin de cumplir con los objetivos, utiliza, entre otras métricas,  el cálculo de la huella de carbono para medir la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de cada una de las inversiones. Para ello, se hace uso del ratio "Intensidad de carbono", una métrica que calcula el volumen de toneladas de CO2 en relación a la cifra de negocio.    

"Este fondo es una apuesta más de nuestro compromiso con el medioambiente. Creemos que también desde el ámbito de la inversión financiera se puede contribuir a mejorar la sociedad en la que vivimos, a la vez que ofrecemos una propuesta de inversión interesante para las personas e instituciones", dice Joan Cavallé, Director General del Grupo Caja de Ingenieros. Además, añade que "el avance del concepto sostenibilidad en las finanzas, en la medida que éstas adoptan una visión integral sobre la economía global, pone en valor los beneficios que supone tanto a nivel individual como colectivo".

Por su parte Xavier Fàbregas, Director General de Caja Ingenieros Gestión, señala: "Un estudio reciente de BlackRock - la mayor firma de gestión de activos del mundo - demuestra que las empresas más sensibles al cambio climático son las que obtienen un mayor retorno. Por ejemplo, analizando los últimos 4 años las empresas del índice MSCI World, aquellas que redujeron más su intensidad de carbono  experimentaron una rentabilidad promedio superior al 4% en relación al MSCI World Index", destacando así la importancia de aplicar los criterios extra-financieros en el análisis tradicional de las inversiones.