Caja de Ingenieros celebra su 50 aniversario

08/03/2017

La entidad cumple medio siglo de historia en plena fase de crecimiento y consolidación como una de las principales cooperativas del mercado europeo

Caja de Ingenieros celebra su 50 aniversario

La fortaleza de su modelo cooperativo ha contribuido a su posicionamiento como banca diferente en base a una filosofía ética y sostenible que ha hecho posible un crecimiento sólido y progresivo año tras año. Sobre ese rasgo característico, la entidad también ha fraguado una labor de diferenciación constante en torno a la calidad y la excelencia.

Valores como la confianza, la proximidad y la empatía han sido clave durante estos 50 años para construir una comunidad que supera ya los 140.000 socios a los que se presta servicio a través de 25 oficinas. Además, la evolución de su masa social ha sido de carácter natural, orgánico y sostenido.

Esa búsqueda de la estabilidad institucional y financiera también se ha traducido a lo largo de toda su historia en altos niveles de solvencia, una cultura de riesgo prudente y un enfoque del negocio centrado en el servicio y atención al socio en base a sus necesidades.

Un proyecto profesional convertido en realidad social

Lo que naciera en 1967 como un proyecto del colectivo de ingenieros ha acabado ampliándose progresivamente a otros colectivos profesionales y también al conjunto de la sociedad. El espíritu de confianza con el que nació la entidad ha sido la clave para que su modelo cooperativo de crédito continuara expandiéndose a otros colectivos profesionales con el paso de los años. Asimismo, Caja de Ingenieros también ha ampliado su negocio proporcionando una oferta integral en servicios bancarios, aseguradores de vida, riesgo, inversión colectiva, intermediación bursátil y gestión de pensiones y previsión social.

Compromiso con la sociedad durante 50 años

Desde su fundación, la labor de Caja de Ingenieros ha trascendido el ámbito financiero para posicionarse como una auténtica referencia para sus socios. La entidad ha apoyado numerosos proyectos personales y profesionales reflejando su voluntad de impulsar económica y socialmente aquellas comunidades en las que está presente.

Además, desde 2011, el Grupo canaliza a través de la Fundación Caja de Ingenieros su acción social a través de tres líneas de actuación bien definidas: formación, excelencia profesional, becas y premios; retorno social y reinserción laboral; y ecología y sostenibilidad.

Nuevas metas de futuro para seguir creciendo

La ambición de la entidad en materia social también queda reflejada en el nuevo Plan Estratégico IMPULSA 2019 que potenciará esta área junto con otros pilares clave como la fortaleza en la solvencia y liquidez de la entidad, el crecimiento del negocio apoyado en todo el potencial del Grupo Caja de Ingenieros y el incremento de la eficiencia operativa.

La entidad pretende así poner punto y seguido a sus 50 años de historia con un ambicioso plan de crecimiento y transformación que la capacitará a conseguir nuevas metas y mantenerse en un proceso de mejora constante en la relación de valor con sus socios.

"Cumplir 50 años de historia es un motivo de orgullo tanto para todos los que formamos parte de Caja de Ingenieros como para sus más de 140.000 socios con los que compartimos una estrecha relación en línea con nuestro modelo cooperativo. Son cinco décadas de arduo trabajo y evolución de nuestro modelo de negocio, si bien ahora somos una entidad madura, nos sentimos más jóvenes y con más fuerza que nunca, y nuestra ilusión inicial sigue intacta, ofreciendo soluciones innovadoras y tecnológicas a nuestros socios", afirma Josep Oriol Sala, Presidente del Grupo Caja de Ingenieros.